11 canciones de Malú para 11 situaciones

10394590_10154211133365473_951026731340285099_n

1º Te conozco desde siempre

Muy bonita la canción. Oye, que a lo mejor tienes algún tipo de obsesión no diagnosticada. Eso de “Te conozco desde siempre, tú ya estabas en mi alma, tú ya estabas en mi mente” queda romántico, pero le quita el encanto escuchar en la misma canción “No me conoces, ya lo sé”. ¿En qué quedamos? ¿A quién estás espiando desde la azotea?

Bromas aparte, si te sientes identificada con esta canción probablemente estés ciega y te estés muriendo lentamente por una persona. Es una fase muy bonita siempre y cuando no dure una eternidad. No te estanques. La evolución es imprescindible para sobrevivir.

2º Diles

Todas sabemos que los amores prohibidos son apasionantes… cuando los ves en una telenovela del montón en la televisión. La emoción por ser “la otra”, o ese “amor oculto” te durará 4 semanas. Después, te empezará a tocar las narices eso de tener que compartir el tiempo de esa persona tan especial con alguna bicharraca o tener que esconderte como si fueras un monstruo. Cuando te sorprendas cantando frente al espejo esta canción con sentimiento, será hora de replantearte la historia y salir huyendo.

3º Ahora tú

A ver, tía moñas.  Todas sabemos que esta es la típica canción que pones en Spotify cuando piensas que has encontrado a la persona de tus sueños. El problema viene cuando la canción la pones 15 veces durante el año. Deja de ser creíble que sueltes “antes de ti..no, yo no creía en Romeos, Julietas muriendo de amor”  refiriéndote a personas distintas  “Ahora tú” es una canción que solo puedes dedicar una vez en la vida.  Asegúrate de dedicársela a la correcta. No hay segundas oportunidades.

4º Toda/Ven a pervertirme

Estás más salida que la esquina de una mesa.  Y no tengo nada más que decir.

5º  Blanco y negro

Tu relación está en el mismo punto que el Titanic después de chocar contra el iceberg.  En este caso, tú eres de las que se queda en el barco con la esperanza de que no se hunda.  Suerte. La vas a necesitar.

6ºDesaparecer

Tu relación ha terminado y pasas el día autoconvenciéndote de que ha sido lo mejor. Ahora solo queda desaparecer para siempre. “Ni pienso ,ni busco, ni quiero volver. No quiero ni verte, ni hablar, ni saber. Yo quiero irme lejos, tanto como pueda, quiero que me veas desaparecer”.  Todos sabemos que la distancia y el tiempo son la solución para los corazones rotos. Probablemente, ya te habrás dado cuenta.

7º Voy a quemarlo todo

Estás más quemada que el carbón. Se acabó. Te has cansado de sus tonterías,te has cansado de la persona que creías que era la princesa de tus sueños,y ahora, todo recuerdo referente a ella te hace poner cara de limón. Por lo menos no estás llorando y te sientes mucho mejor por la ausencia del bicho.

8º A prueba de ti

Después de quemarlo todo, estás en una fase en la que te sientes libre. Probablemente, ella haya intentado volver 500 veces y te haya traicionado unas 1000.  Las puertas no se cierran del todo hasta que una ráfaga de aire puro las cierra para siempre. Dirás…”Sé lo que ha dolido la caída, hoy te encuentras lejos de mi vida y ya no quiero, escucharte otra mentira”. Y ahí está la diferencia, ya no quieres, y cuando no quieres cualquier sentimiento de nostalgia desaparece. Cuando te sientes identificada con “A prueba de ti”, estás empezando a vivir de nuevo.

9º Ojalá

Tu ex ha vuelto por quinta vez, pero ya es demasiado tarde. Ya ni siquiera existe odio o rencor.  No extrañas nada de tu pasado y lo único que puedes desearle es que encuentre a alguien que le dé lo mismo que tú le dabas. O más. “Ojalá que sea muy pronto, que alguien te haga más feliz. Ojalá que no me extrañes, que yo no te extraño a ti”. Vale, en realidad tienes ganas de darle una patada en la boca, pero quedas mucho más digna así.

10º Aprendiz

Ya es hora de dejar el rencor atrás ¿No?… Eso de adoptar actitudes reprobables y echarle la culpa a “la maestra de turno” es de cobardes.  El dolor no se paga con dolor, se paga con ausencia. Deja ya de cantar eso de “me has enseñado tú, tu has sido mi maestro” y busca a alguien que te enseñe cosas más útiles. ¡Qué manía tan fea la de permanecer en el pozo por voluntad propia”.

11º   Me quedó grande tu amor

Jajaja, pringada. La has fastidiado, por decirlo de buena manera. No hay vuelta atrás, es el fin. Te has quedado más sola que la una, por ir de guay. ¿Me estoy pasando de cruel? ¡Ups! Pues lo siento, pero si has llegado al punto de sentirte identificada con esta canción, eres un poco cafre. ¡La has perdido!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s