FANFIC-El Ministerio del Tiempo-‘Los Recuerdos de Irene’

Captura de pantalla 2015-04-09 a las 2.01.28

1940.

Irene se despertó sobresaltada. Otra vez la misma pesadilla. Desde que Nuria se fue nada había vuelto a ser lo mismo. De hecho, Irene no había vuelto a casa y pasaba las noches en un año escogido al azar.

Conocía a María, la chica que estaba acostada a su lado, desde hacía algún tiempo. La captó desde la primera mirada. Estaba casada con un policía que apenas estaba en casa y que no le hacía el menor caso. Eso parecía no importarle. María miraba a las mujeres que pasaban por delante de la ventana de su habitación. Casualmente, el día anterior una de esas mujeres se paró y le aguantó la mirada durante un rato.

Era Irene, pero no era la Irene de siempre. Era una Irene vacía, una Irene que se sentía sola y herida, una Irene que solo buscaba a alguien con quien pasar la noche.

Se sentó en un banco cercano a la casa. En realidad, no tenía nada que hacer y la posibilidad de que la mujer de la ventana se animara a salir a la calle le servía de entretenimiento. Irene conocía a María desde hacía algún tiempo, pero era otro tiempo. María cuidaba a Irene cuando era pequeña, de hecho, ese mismo día se había visto a sí misma salir, de la casa en la que se disponía a entrar, de la mano de su madre.

María siempre le había gustado, pero un día desapareció y nadie volvió a saber de ella. Irene tenía 17 años por aquellos entonces y se había quedado con las ganas de conquistar a la que había sido su niñera. Poco después, sus padres la obligaron a casarse con el que había sido su marido y el encanto y la ilusión desaparecieron hasta que la reclutaron en el Ministerio. De todas formas, María no habría sido la primera. Irene aún recordaba cómo la habían castigado cuando la pillaron con una amiga en el cuarto de baño. Siempre había tenido claro quién era, pero se veía obligada a vivir una vida de mentiras para que no la mandaran a un convento.

María salió de la casa intrigada. Esa mujer que estaba sentada en el banco le recordaba mucho a alguien, pero no lograba descubrir a quién.

-Hola. Perdone. Es que la he visto pasar por delante de mi casa y sentarse aquí y tengo la sensación de que la conozco, pero no sé de qué.

Irene sonrió de manera perversa. Tenía la seguridad de que esa mujer sería suya esa noche y la conquista le resultaba excitante.

-No me conoces, pero creo que yo a ti sí. Soy madre de una amiga de Irene y me han hablado muy bien de ti. Venía a hablar contigo para preguntarte si te podías hacer cargo de mi hija un par de días a la semana y me he sentado aquí a esperar a mi marido, pero parece que no viene así que tendré que encargarme yo de todo, como siempre.

-Los hombres son así. El mío apenas aparece en casa. La verdad es que los niños que cuido me dan la vida. Los trato como si fueran míos.

-¿No está tu marido en casa hoy?- Irene sabía la respuesta. Sabía que Antonio tenía una amante desde hacía varios años, era algo que sabía todo el barrio, pero María nunca llegó a enterarse. En realidad, ni siquiera le importaba. Sus ausencias la liberaban.

-No, no está. Tiene mucho trabajo.

-Mucho mejor. Así nos podemos entretener con nuestras cosas. ¿Me invitas a un café?

Reto superado. Aquella mujer no tenía barreras y gritaba en silencio que necesitaba compañía. Irene jugaba con ventaja. Sabía muchas cosas de la mujer que la había cuidado. Había pasado muchas tardes observándola y estudiando con ella, y aunque de niña no comprendía la tristeza en sus ojos, ahora sentía empatía, quizás porque ella también tenía muchas cosas que gritar en silencio.

La muerte de Leiva había sido un golpe duro. Aquel hombre que tanto le había dado,  había muerto odiándola. No podía quitárselo de la cabeza. El Ministerio era su vida y aquel maldito día de 2005, ella solo había hecho lo que Leiva le había enseñado: protegerlo. Ahora ya no podía hacer nada.Captura de pantalla 2015-04-07 a las 14.29.39

Al mismo tiempo, había perdido a Nuria. Había pasado dos meses desde entonces y todas las noches soñaba que Leiva soltaba la cuerda y Nuria desaparecía en el abismo. Dolía. Dolía porque sabía que aunque Nuria se había salvado, parte de ella había caído de ese edificio. Recordaba su cara de espanto, de incomprensión… incluso, de decepción. Había estado viviendo cuatro años con una persona de la que sabía poco.

Irene sabía que no lo superaría, pero una parte de ella quería luchar por esa relación, aunque por el momento solo fuera de cama en cama.

Captura de pantalla 2015-04-09 a las 2.18.21

María entró en confianza pronto. Sentadas en la mesa de la cocina estuvieron un rato riendo y criticando a sus maridos. Lo que Irene contaba no era mentira. Le era demasiado fácil recordar lo mal que lo había pasado durante sus años de matrimonio. María deseaba contacto humano. Irene observaba cada uno de sus movimientos: se tocaba el pelo con la mano izquierda y con la mano derecha apretaba la taza de café. Estaba nerviosa, pero se esforzaba por mantener la atención de Irene como si deseara con todas sus fuerzas que no se fuera nunca. Irene no se iba a marchar, por lo menos esa noche, así que no hizo ningún amago de levantarse después de terminar el café. También se quedó para la cena.

No era un festín, pero sabía a gloria, a recuerdos. Aquel potaje era la cena cada vez que la Irene niña se quedaba en casa de María. Pero no era tiempo de recuerdos e Irene sabía lo que tenía que hacer para satisfacer la necesidad oculta de su anfitriona.

Sucedió en la cocina. María depositó los platos en el fregadero y cuando se giró tenía a Irene lo suficientemente cerca como para sentir su respiración. Se quedaron así unos segundos, jugando a adivinar quién sería la que daría el primer paso.

Captura de pantalla 2015-04-09 a las 2.31.14

Fue María. Dejó su cortesía atrás y se lanzó de forma desesperada a la boca de Irene. Le parecía una locura lo que estaba haciendo, pero no iba a parar. La besó, la besó una y otra vez deseando que esa noche fuera eterna y suponiendo, erróneamente, que Irene jamás se iría de su lado. Pero las horas estaban contadas y no había tiempo que perder.

Cada segundo se convirtió en una caricia que intentaba barrer la desesperanza de ambas. Cada minuto reemplazó el vacío que sentías con sensaciones efímeras, pero placenteras. Cada hora las acercaba un poco más hacia el final.

En algún momento María comprendió que Irene estaba allí solo de paso. No la culpó. Guardó su recuerdo durante años hasta que en 1947 se marchó para vivir la vida que quería vivir. Nadie volvió a verla.

El reloj marcaba las 6 de la mañana cuando se quedaron dormidas.

Un pensamiento en “FANFIC-El Ministerio del Tiempo-‘Los Recuerdos de Irene’”

  1. Hola Virginia
    Encantado de saludarte ¿Qué tal estás? 🙂

    Te escribo ya que creaste este fanfic sobre el MInisterio del Tiempo , titulado “Los recuerdos de Irene” 😀

    Con tu permiso me gustaría invitarte como creador y nos gustaría contar con tu imaginación, como autor de algún relato en torno a una trama de mediothriller que una comunidad de fans de la serie TV estamos trabajando.

    Hemos creado un evento FAN de redes sociales para dentro de una semana y pico, este lunes 22 mayo por la noche

    La idea es crear (antes del dia 22 de mayo) , historias relatos o microrelatos para que así, las gente puede comentar sobre ellos en ese evento.
    Ya tenemos coordinada la premisa tematica, el origen de conflicto común a las misiones que estaré encantado de comentarte si te apetece participar 🙂

    En resumen los RELATOS fan fic serían distintas peripecias o “misiones” a gusto de cada autor 🙂

    Te apetecería?
    No haría falta que fuera largo, puede ser un micro-relato, o un fan fic largo, como cada uno guste

    Mi contacto es jorgealderetemartin@gmail.com o por aqui, si tuvieras cualquier consulta no dudes en contactarme 🙂

    Muchas gracias Virginia y buen fin de semana 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s