Acoso escolar, mi pequeña realidad-El rincón de @angryvirs

2015
2015

Todos los años por estas fechas siento un pequeño malestar. Nada tiene que ver con el estrés postvacacional porque soy de esas personas que ama estar encerrada en un aula aprendiendo cosas nuevas.

La gente que me conoce de la carrera de periodismo pondrá cara rara al leer esto. La verdad es que todas las ‘fechorías’ que no hice en el instituto las hice estudiando en la universidad, pero debajo de esa fachada de fiestera había una pequeña empollona a la que molestaban las notas no demasiado buenas.

Yo con 12 años
Yo con 12 años

No es la primera vez que escribo sobre el acoso escolar. Está claro que existen distintos motivos por el que unx niñx puede ser acosadx, pero ya saben que este blog está orientado al público lgtbi y de eso es de lo que voy a hablarles hoy.

En mi caso, yo era la diana perfecta para ser receptora de todo tipo de comportamientos cuestionables. Era empollona, bisexual/lesbiana/nosabenocontesta y además, me gustaba vestir de oscuro.

Cuando eres unx niñx adolescente, la plena aceptación en tu grupo de iguales es muy importante. Ojalá pudiera describirles la sensación cuando siempre eres la última en ser elegida en un juego de Educación Física aún siendo muy buena en los deportes o en cualquier trabajo en grupo aunque siempre sacaras 10, la vergüenza cuando vas a cambiarte a los vestuarios y tienes que escuchar como tus compañeras comentan que les da asco que estés allí(ahora me siento incómoda en el gimnasio), las amenazas por MSN(en mi época), las chinchetas colocadas en mi silla estrategicamente para que te las clavaras al sentarte, los cuchicheos al llegar a clase… Podría seguir enumerando situaciones durante horas. Al fin y al cabo es el resumen de mi vida durante mucho tiempo.

Recuerdo ese día como si fuera ayer. Estábamos en clase de Matemáticas. Saqué mi carpeta de la mochila. Como todas las chicas de clase, llevaba fotos de mis cantantes favoritos, la única diferencia es que mis fotos no eran de los buenorros del momento sino de t.A.T.u.

El profesor E., pasó por mi lado. Se paró y se quedó observando mi carpeta. Se rió y preguntó en alto: ¿Te gustan solo sus canciones o también compartes sus gustos? Por aquel entonces yo tenía 12 años y me había creído la historia de aquellas dos. Me hacían sentir comprendida. Le respondí, le dije que las dos cosas. Se hizo el silencio en clase. Un compañero gritó: ‘Lesbianaaaaaa’. Los demás respondieron con risas y susurros.

No era la única de aquella clase. Supongo que las demás respiraron tranquilas. Cuando otra es el objetivo, no te llega la metralla.

He vuelto a ver a ese profesor. Dos veces. En el Orgullo Gay de Maspalomas y en el Orgullo Gay de Madrid dándolo todo.

Hace 13 años..
Hace 13 años..

En realidad, mi tortura solo comprendía el universo escolar. Fuera, en la calle, era una chica totalmente normal que ligaba con chicos y con chicas y a la que respetaban. Nunca tuve problemas. No todos pueden decir lo mismo.

Durante mucho tiempo negué todo lo ocurrido en el instituto. Borré 6 años de mi vida, de los 12 a los 18, y me convencí de que yo no era esa ‘pringada’ que se dejaba pisar por cuatro imbéciles. Incluso, llegué a culparme a mí misma por no haber encajado en el grupo. ¿Culpable yo?¿De qué? ¿Culpables ellos?¿Culpables de no haber recibido la educación adecuada en sus hogares?¿Culpables de imponer la ley del más fuerte, la ley del más válido, la ley del más ‘normal’? Ahora creo que no hay culpables. Todos somos víctimas, aunque de diferente modo.

Estamos en septiembre y hace poco que comenzó el año escolar. Este año es diferente para mí porque he salido de mi ‘zona de confort’. Ya no vivo en mi isla, donde había construido un entorno agradable en el que no se admitían faltas de respeto y en el que tenía cierto poder. He dejado a mis amigxs y familia atrás y aunque no vivo demasiado lejos, lo cierto es que en ocasiones siento que me he tirado al vacío sin paracaídas. ¿Es bueno? Sí, me gusta el riesgo. También me gusta vivir sola.

En mi clase de máster no llegamos a 10 personas. Eso me hizo respirar tranquila el primer día porque desde mi experiencia en el instituto odio los grupos grandes. Creo que cuanto más grande es un grupo mayor es la probabilidad de que te toquen las narices.

Tengo la suerte de haberme convertido en los últimos años en una chica con mucho carácter, segura de sí misma y con las ideas bastante claras. Por eso sé que no toleraría ni una falta de respeto. Sin embargo, lo que no puedo negar es que, en ocasiones, tener que hablar sobre determinados asuntos me pesa.

Como era de esperar, han preguntado sobre nuestras inquietudes, y aunque estuve a punto de mentir, al final he dicho abiertamente que dentro de la cultura audiovisual quiero especializarme en temas lgtbi. Si hubiera soltado algo así en otra etapa de mi vida se habría generado cierto malestar en el ambiente, por eso, me sorprendió no ver caras raras. Tengo claro que siempre habrá alguien que no quiera respetar mi forma de vivir, pero como son personas a las que no brindo especial importancia me da igual que respiren.  ¿No pusieron caras raras o es que ni siquiera miré?

¿Qué me preocupa? 

He trabajado durante ocho años con niñxs y, en muchas ocasiones, me he escandalizado de las cosas que llegan a mis oídos por parte de los padres. Muchas personas creen que la sociedad ha avanzado y que vivimos en un ambiente de total tolerancia, pero eso es algo muy alejado de la realidad. Solo tenemos que analizar nuestro entorno para darnos cuenta.

¿No sabéis de lo que hablo? ¿No sabéis lo que pasa aún en los colegios? ¿No conocéis a niñxs que por no ser lo bastante masculinos o femeninas son apartados?

¿Y en los institutos? Sé que muchos de los que me leéis aún estáis en el instituto. ¿No hay nadie en vuestra clase a quien se le aparte? ¿Del que se rían por razones estúpidas? ¿No habéis sido partícipes nunca de acciones poco agradables?

Me preocupa. Y últimamente me preocupa aún más porque muchos de los que me trataron mal en el instituto tienen hijxs. ¿Y si le están inculcando a sus hijxs los mismos valores que les fueron inculcados a ellxs? ¿Y si las cosas van a peor?

No quiero. No quiero que la lucha por nuestros derechos solo se recuerde en las fiestas del Orgullo Gay. Quiero pasármelo bien, eso está claro, pero no me gustaría pasármelo bien sabiendo que aquellxs que podrán vivir la fiesta dentro de 10 años ahora lo están pasando mal en un aula.

Lo importante es transmitir un mensaje de esperanza. Esos niñxs y jóvenes tienen que darse cuenta de que no son unos fracasadxs. Tiene que saber que tienen las mismas oportunidades que los demás para ser feliz. DEBEN saber que pueden soñar.

Estamos acostumbrados a manifestarnos, a celebrar en el Orgullo, pero muchas veces olvidamos tender la mano a aquellxs que están viviendo una situación similar a la que hemos pasado nosotrxs alguna vez. Es fácil olvidarse del pasado cuando creces y tienes la oportunidad de vivir una vida feliz. Somos igual de culpables cuando giramos la cara y dejamos que otros sufran.

l

Tengo 25 años y aunque dicen que es feo decirlo soy una persona muy feliz. Ahora soy de esas personas que van por la calle sonriendo solas, que habla con todo el mundo sin problemas y que tiene muy mala leche…¡Ay! Lo de la mala leche no iba aquí.

Ahora en serio, si eres una de esas personas que lo está pasando mal, ten claro que los malos momentos son pasajeros y que la vida da muchas vueltas. Tantas que esas personas que te hacen la vida imposible puede que algún día deseen tenerte cerca. Un saludito para todos ellxs. ¡Paz y amor!

2 pensamientos en “Acoso escolar, mi pequeña realidad-El rincón de @angryvirs”

  1. Hola soy ica evecan eres el mejor de mis amigos que nos conocemos de hace 4 meses y ahora estamos corriendo juntos si yo meo tu meas más ,si tu jaleas yo estoy a tu lado y su yo tengo huecos yo se que tu los tienes más eres la mejor .posdata .sigue para adelante y los amigos están para echarse un cable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s