Lesbianas Alfa: guerra de poder

Leona.jpg

En toda relación animal existe la ‘lucha de poder’. Todxs hemos oído hablar de los machos alfa, esos que dominan a su manada, los reyes, los más fuertes. En las relaciones entre humanxs ocurre lo mismo. Siempre hay una figura que  lidera, que marca el camino que siguen lxs demás. Solo hay que echar un vistazo para darse cuenta de quiénes son. Hoy voy a ser más concreta que todo eso. Voy a hablar de las lesbianas y bisexuales alfa.

El poder en juego

Hay distintos niveles. Una persona puede ser la alfa de su entorno pero al trasladarse a otro lugar puede bajar puestos en el nivel de fortaleza. Las mujeres alfa desprenden seguridad, pueden tener una ‘legión’ de seguidoras  (o no) aunque algunas no sean del todo atractivas y consiguen todo lo que quieren.  Seguro que te estás imaginando a alguien de tu entorno. Puede incluso que esa alfa seas tú. 

Leonas.jpg

Cuando dos alfa se atraen 

leonas2.jpgLas relaciones entre dos alfa suelen ser pasionales. Son dos fuerzas en continuo enfrentamiento, dos fuerzas que luchan por dominar a la rival. Aunque una alfa no esté en su terreno y en el orden jerárquico esté por debajo de la SUPERALFA, nunca se dejará dominar por ella. Aceptará que nada en aguas ajenas con una ceja levantada, pero no bajará nunca la cabeza.

Cuando dos ‘fieras’ se atraen, es mejor no estar cerca. El pique puede llegar hasta unos niveles tan insospechados que solo ellas considerarán normal.  Demuestran su “poder” en cualquier situación y mejor no frenarlas. Es su naturaleza.

Puede que piensen que se odian. Si eres amiga de una y no para de hablar de otra seguro que habrás comenzado a sospechar que “la guerra no está basada en el desdén”. Sabes que ese “me cae fatal” esconde un gran “me gusta”, pero es que hay cosas difíciles de reconocer cuando el orgullo está en juego. También sabrás que la Tercera Guerra Mundial puede desatarse y tú. como amiga, estás en primera fila. Lo más recomendable es huir sin dejar rastro, pero a ti también te pica la curiosidad y quieres saber cómo va a acabar el ‘tira y afloja’.

Las alfas suelen tratar bien a sus conquistas. Si les gustas lo suficiente te convertirás en su princesa, pero si las traicionas te desterrarán de sus “tierras” y no volverán a mirarte de la misma manera. ¡Cuidado! Una alfa es un tesoro que algunas personas quieren pero que pocas pueden aguantar. ¡HUYE, INSENSATA!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s