Un árbitro de rugby quiso ser castrado por ser gay

arbitro de rugby Nigel-Owens-.jpg

Nigel Owens se convirtió en 2007 en el primer árbitro de la Copa del Mundo de Rugby en salir del armario.

La historia de Owens no fue fácil. El colegiado contó a BBC Radio 4 que le costó tanto asumir su homosexualidad que pidió ser castrado químicamente. Además, señaló que el arbitraje de partidos internacionales de rugby no era nada en comparación con el hecho de ser gay: “Arbitrar esa final de la Copa del Mundo entre Australia y Nueva Zelanda frente a 85.000 personas y millones televidentes viéndolo desde casa, escudriñando cada decisión que tomas bajo una enorme presión, no era nada comparado con el desafío de aceptar quién era yo”

Owens, que creció en Gales, pasó por un momento difícil hasta que consiguió aceptarse. Luchó contra la bulimia, el abuso de esteroides y trató de quitarse la vida. Su madre, en una visita al hospital le dijo bien claro: “Si intentas hacer algo así de nuevo nos llevarás a mí y a tu padre contigo porque no queremos vivir nuestras vidas sin ti”. Evidentemente, no volvió a intentarlo y hoy en día mira las cosas desde una perspectiva diferente.

El año pasado fue galardonado como miembro de la Excelentísima Orden del Imperio Británico. Además, ganó el premio de la asociación Stonewall Uk en 2007 al deportista del año.

Fuente: GayStarNews

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s