La tensión del antes

alice dana beso.jpg

El ‘antes’ es el mejor momento. Cuando no la has besado y te mueres por hacerlo, cuando sonríes como una tonta al recibir algún mensaje y te das cuenta de que está tan pendiente de ti como tú de ella.

Me gusta ese momento en el que te pones nerviosa y no puedes disimular las ganas de compartir momentos, cuando te dice de quedar y tu respuesta es SÍ aunque tengas mil cosas que hacer porque te mueres por complacerla.

Me gusta esa tensión entre dos personas que saben que el contacto físico ya es inevitable, pero que intentan alargar el tiempo para no parecer animales. Me encanta ese intenso deseo perecedero, la aventura de saber poco y querer saberlo todo, el placer de fantasear hasta una perdición que tiene como destino sus manos.

Se acerca poco a poco. No es un destino inesperado porque son dos jugadoras en un tira y afloja del que no se sabe el cuándo, pero sí el cómo. Te vas volviendo loca presa de las ganas, pero no quieres soltar la cuerda, quieres que pierda la paciencia y se tire sobre ti, al fin. Instantes antes, cuando se hace el silencio y dejas de pensar. Ese es el mejor momento.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s