Archivo de la categoría: El Rincón de @Angryvirs

Prefiero que piensen en ‘modo reggaeton’

headphones-690685_960_720.jpg

Prefiero que me dediquen una canción de reggaeton. Pensé que nunca diría esto, pero creo que algunas canciones de ese estilo dicen cosas que muchas pensamos y que, por circunstancias, a veces preferimos callarnos. Otras no. Estaría bien que intentaran desvincularlo del machismo por un rato. Al fin y al cabo este es un artículo de mujer a mujer. 

Prefiero que me dediquen una canción de reggaeton a uno de los mejores temazos de Malú o de Vanesa Martín, sobre todo cuando estoy conociendo a alguien. No es que sea de esas personas que está en contra del amor, ni mucho menos, pero creo que cuando lo único que te une a alguien es la atracción es mucho más acertado pensar en modo ‘Sin Contrato’ que optar por pensar que esas mariposillas fruto del nerviosismo son el preludio de una historia de amor sin precedentes.

Quizás el amor de mi vida esté leyendo este post y se esté llevando una decepción, pero la verdad es que parece que el amor está de rebajas y que se premia a quien más sentimientos tiene en el menor tiempo posible. La sociedad aprueba los programas donde se va a buscar pareja ‘estable’ pero juzga a quienes prefieren ir de frente, pasárselo bien y dejar en un segundo plano lo de los sentimientos.

No me agrada demasiado la gente que está dispuesta a enamorarse en cualquier momento. Siempre he pensado que el amor es una piedra con la que te tropiezas. Si sale bien puede que el golpe valga la pena y que te des cuenta de que has encontrado una piedra preciosa. Si sale mal, puede que la caída sea graciosa y tus amigxs te la recuerden durante mucho tiempo.

Las personas que buscan el amor a toda costa, esas que ligan contigo y piensan en ti mientras escuchan canciones de su playlist ‘Love Forever’ a las dos semanas de conocerte, son víctimas de una confusión (TSNR/enamoramiento) bastante común. No tiene gracia. Si caes en la trampa y acabas sintiendo algo, puede que al cabo de unos meses, cuando tú ya no tatarees reggaeton cada vez que quedes con ella y te estés poniendo muy moñas, se le acabe el calentón mental y te deje a medias. Las decepciones no son tan grandes y ahorras en disgustos cuando solo te arriesgas a un ‘Borro Cassette’.

No quiero que nadie se confunda. Esto no es un ataque al amor. Es un ataque a los sentimientos de pega inducidos por ese miedo absurdo a estar solxs.

Es bonito que dos personas que se desean sin expectativas no dejen de desearse y prolonguen esa atracción hasta crear un sentimiento de manera inesperada. También es bonito pasarlo bien sin compromiso y dar rienda suelta a una lujuria que nunca debería estar contenida.

Lesbiana, solo te pido que seas feliz

16730643_679916085522764_5813784467740681442_n.jpg

Hola, mujer. No espero que seas activista. No espero que quieras alzar tu voz ni que aceptes ponerte en primera fila en la lucha por nuestros derechos.  Solo quiero que seas feliz.

Me gustaría construir un camino en el que ser visible garantizara la felicidad. Me gustaría poder contarte que si vamos de la mano por la calle nadie nos mirará con desaprobación, que nadie soltará comentarios desafortunados y que dejaremos de ser una excepción en esta sociedad heteronormativa.

Este aún es un camino con guijarros que me gustaría que muchas no tuvieran que pisar, pero aún tropezamos, una y otra vez intentando alcanzar una igualdad que no quieren darnos.

17903493_711108819070157_561261472342196163_n.jpgSoy lesbiana. Soy lesbiana y soy visible, pero aún así soy consciente de que hay lugares en los que no es bueno serlo porque a algunxs se les ha metido en la cabeza que no es natural que me acueste con mujeres.

No te puedo pedir que seas visible como yo, pero sí te voy a pedir que vivas tu vida de la manera que quieras, que ames sin temor, que no agaches la cabeza por amar a otra mujer. Ese es mi premio, nuestro premio y sé que algún día alcanzaremos nuestra meta y ya nadie girará la cabeza para ver “a dos lesbianas” porque seremos una pareja más, con cara de tontas, sin miedo a represalias por querernos.

26 de abril. Día de la Visibilidad Lésbica

Vivi López

Homofobia y deporte: “No seas maricón”

Post original de 2 de mayo de 2016. Las cosas no han cambiado.

FullSizeRender-34.jpg

Mi PASIÓN es el deporte. Es el mundo donde soy feliz y me siento realizada como persona. Es un mundo en el que reina el respeto y la tolerancia APARENTEMENTE, y digo aparentemente porque los que vivimos en él sabemos que lo del respeto muchas veces brilla por su ausencia. Me duele saber que podrían hacerse muchas cosas para fomentar el respeto a la diversidad sexual y sin embargo, mucha gente prefiere ignorar lo que está pasando y hacer como si nada.Con esto no solo estoy apuntando a las personas cisgénero y heterosexuales. Nosotros también giramos la cara muchas veces cuando no nos afectan los insultos.

Estoy harta. Estoy hasta las narices del “¡qué mariquita es!”, “¡corres como un maricón!”, “¡cuidado no te agaches cerca de X porque ya sabes lo que puede pasar!”, “normal que X sea buena en el deporte…¡parece un hombre!¡Es una camionera”.

Podría estar enumerando situaciones por el estilo eternamente, pero creo que con las anteriores todxs nos hemos puesto en situación. .

Hace 8 meses que me vine a vivir a Gran Canaria y la realidad es bastante distinta a lo que yo pensaba que sería vivir en una isla tan”gayfriendly”. El primer día que entré en el gimnasio escuché una conversación entre dos “machotes” que riéndose se llamaban “maricona” entre sí, además de otras cosas que no pienso repetir ni aquí ni en otro sitio porque me avergüenza. Hay gente que pensará que al no tener nada que ver conmigo no tendría que molestarme, pero no lo soporto. Me da rabia que el respeto por la diversidad sexual sea utopía.

A mí me da igual que se metan conmigo. Lo curioso es que hoy os puedo hablar desde la perspectiva del “testigo” y no de la víctima. Conmigo nadie se mete, por lo menos de frente. No me van a hacer llorar si me llaman lesbiana de mierda o cualquier otra cosa, pero claro, me he convertido en una tía “fuerte” que tiene bastante seguridad en sí misma. Ya no soy el blanco. Se van a meter con gente más débil o más joven porque, al fin y al cabo, son unos cobardes.

No me gusta pensar que hay gente que no puede disfrutar del deporte de manera plena porque solo se encuentra con obstáculos. No me gusta que haya gente que abandone su pasión por comentarios innecesarios y dañinos.

IMG_2179

No es cómodo perder tu naturalidad y hacer un esfuerzo extra al cambiar unas palabras por otras (novio/pareja, chico que me gusta/persona que me gusta) para que en tu entorno deportivo nadie descubra quién eres. Es triste no poder acoplar tu vida a tu vida deportiva y tener que establecer mundos paralelos.

Puedes ser el mejor en una competición, pero si no tienes la capacidad de respetar al resto para mí nunca serás un deportista. El deporte tiene como pilares el esfuerzo, la perseverancia y el respeto. Si falla el respeto, puede que tu cuerpo sea una máquina casi perfecta, pero para mí no vales nada. La calidad deportiva se marchita. Tu calidad como persona no.

A mí no me vale que la gente argumente que no dice las cosas a mal, que se ampare en la costumbre para hacer daño o hacer mofa de cosas que no tienen la menor gracia. ¿Cuándo se van a tomar medidas de verdad? ¿Vamos a seguir de brazos cruzados? A mí no me apetece hacerlo. Para mí es importante echar una mano a lxs demás. Sé que esto puede causarme problemas porque hay gente que prefiere el silencio, pero asumo las consecuencias que puede traerme el intentar tirar del carro.

¿Ven? Eso también es triste. Asumir que mucha gente va a ponerte mala cara o a darte de lado por intentar aportar tu granito de arena para que el mundo sea un poco más justo.

Cuando era adolescente me refugié en el deporte para huir de una realidad que me hacía daño. A excepción de una vez que una compañera se puso a llorar cuando se enteró de que me gustaban las chicas, tener que aguantar que me dijeran “bueno, no pasa nada porque a ti no se te nota”, aguantar que algunos chicos dijeran que “dos tíos juntos no, pero dos tías me dan morbo”y demás aportaciones fuera de tono, he tenido la suerte de no ser blanco de burlas más graves. Sí he sido testigo. Lo soy casi todos los días.

Esta no es una lucha exclusiva de la comunidad LGTBI. Creo que como deportistas todxs deberíamos luchar por crear un entorno de respeto total, de convivencia, un entorno ejemplar.

El deporte mueve montañas. Lxs grandes deportistas son referentes para millones de personas en todo el mundo. ¿Por qué tan pocxs dan la cara?¿Por qué nadie quiere explicarle a las nuevas generaciones que no hay nada más gratificante que respetar a lxs demás?¿Quién va a atreverse a derribar los estereotipos?

Hoy me he dado cuenta de que ese tipo de situaciones han hecho que poco a poco vaya perdiendo mi chispa. Quien me conoce sabe que yo tengo un morro que me lo piso y que siempre tengo una sonrisa para todxs,  pero cuando voy al gimnasio(o cualquier otro entorno deportivo)  y veo que cuatro se están riendo de “la pluma” de un muchacho, no me dan ganas de establecer con ellos una relación que vaya más allá del “¿puedo utilizar las mancuernas?”.

Y esto sucede todos los días. Y sucede porque lo permitimos, porque preferimos callarnos y girar la cara y permanecer en silencio. Se acabó.

Me llamo Vivi López y corro como un maricón porque estoy cansada de que los “machotes” subestimen al resto respaldándose en los estereotipos de género. ¿Y tú?¿Corres conmigo o prefieres ser un obstáculo?

Desconocerse

Dusk.jpg

Desconocerse es como un atardecer de un día de primavera, es volver a pasar frío después de que el sol te haya hecho imaginar el verano, es volver a pegar los cachitos de ti que fuiste regalando sin pensar que algún día dejarían que el viento amenazara con perderlos.

Desconocerse es contar pasos en forma de minutos, barrer el pasado, dar media vuelta y alejarte de una meta que no es tuya, es vencer perdiendo, abandonar una guerra que no puede ser ganada.

Desconocerse es afrontar un vacío, cambiar de capítulo, quizás también de libro, de estantería o de biblioteca. También es atreverse a contar una nueva historia y añadirle todo aquello que faltaba en la anterior.

Desconocerse es aprender a no mirar hacia atrás, es reprimir las ganas de volver corriendo a donde no te esperan y asumir que para volver a comenzar tienes que cerrarle las puertas al pasado, a cal y canto, y perder las llaves, lanzarlas lejos, donde nunca puedas encontrarlas.

Desconocerse es olvidarte de caricias, de olores, de los secretos que te contaba su mirada cuando estaban solas, pero sobre todo es aprender a desatar el nudo que se te hace en la garganta cuando apagas la luz por la noche y sabes que no te abrazará en la cama.

Mi primer amor fue la Power Ranger rosa- El rincón de @angryvirs

Soy una de esas personas emocionadas por la película de los Power Rangers. No puedo evitarlo. Sin embargo, es un sentimiento agridulce porque para mí, los Power Rangers siempre serán los originales de la primera generación: Mighty Morphin. Al resto no los he seguido y ahora ya me da un poco de pereza hacerlo. Además, le sigo teniendo especial cariño a Tommy y a Kimberly y nada ni nadie podría reemplazarlxs.

Los Power Rangers son de los primeros recuerdos que tengo. La serie comenzó a emitirse en España en 1994 y yo tenía 4 años. Mientras todas las niñas querían ser la Power Ranger rosa o la amarilla, yo quería ser el verde (más tarde, el blanco). Lo que yo sentía por Tommy era una total admiración, no solo porque me parecía el más fuerte, sino porque era el novio de Kimberly y a mí Kimberly me encantaba.

l

No me parecía raro. Mis mejores amigos eran chicos y la verdad, es que mi madre siempre fue muy moderna y le daba un poco igual eso del género para muchas cosas, así que me compraba todo lo que le pedía sin rechistar y no se extrañaba cuando no paraba de hablar de la protagonista de este post.

l

Mi enamoramiento platónico llega hasta hoy en día, aunque debo confesar que me ha perturbado un poco ver una foto actual de Amy Jo Johnson. No es porque esté fea ni nada por el estilo. Sigue conservando su belleza, pero la imagen que yo tenía era la de una chica de 20 años y ella ya tiene 45. Sí, sí…en este blog hay 4000 entradas alabando a las maduritas, pero no es lo mismo. Hay personas que no deberían crecer nunca. La película de los Power Rangers debería estar protagonizada por los originales para sacarnos unas cuantas lágrimas a los que ya podemos decir que tenemos recuerdos de hace 20 años. ¿Sabéis que los que nacimos en 1990 ya somos mayores que Amy Jo cuando comenzó a interpretar a Kimberly?

Si construyen la máquina del tiempo algún día y puedo comentarle a mi yo del pasado que ella se hará mayor y no me esperará para envejecer juntas, me romperé el corazón antes de tiempo, así que juro no volver a buscar fotos actuales para vivir en la ignorancia. En mi versión personal, Kimberly salió del armario en 2000 y cambió a Tommy por una Ruby Rose.

Yo vestida de Power Ranger blanco
Yo vestida de Power Ranger blanco

En la foto me podéis ver más feliz que una perdiz con mi traje. La moto es del azul por un fallo de stock en Toys’r’us, pero después de acelerar y chocar contra una pared de mi casa, se me pasó el enfado. Al fin y al cabo, era una moto de los Power Rangers y eso era lo más molón que podías tener en aquella época fuera del color que fuera.

En realidad, creo que mi yo del pasado se sentiría un poco decepcionada con mi yo actual. Estaba segura que de mayor sería una Power Ranger. Supongo que a mucha gente de mi generación le pasará lo mismo. Nunca fuimos convocados para serlo y tampoco nos llegó la carta de Hogwarts. Hay que vivir con ello. Me gustaría poder gritar: ‘A LA MIERDA TODO, YO QUIERO SER POWER RANGER’,  pero creo que antes de hacer semejante locura voy a probar otras cosas. No lo descarto.

Buscando vídeos en Youtube me he encontrado uno interesante. ¿Os apetece escuchar lo que piensan los niños de hoy en día de nuestra generación de Rangers? Se ríen un poco de nosotros y de nuestra inocencia…

Repost: Post original del 24/08/2015

La tensión del antes

alice dana beso.jpg

El ‘antes’ es el mejor momento. Cuando no la has besado y te mueres por hacerlo, cuando sonríes como una tonta al recibir algún mensaje y te das cuenta de que está tan pendiente de ti como tú de ella.

Me gusta ese momento en el que te pones nerviosa y no puedes disimular las ganas de compartir momentos, cuando te dice de quedar y tu respuesta es SÍ aunque tengas mil cosas que hacer porque te mueres por complacerla.

Me gusta esa tensión entre dos personas que saben que el contacto físico ya es inevitable, pero que intentan alargar el tiempo para no parecer animales. Me encanta ese intenso deseo perecedero, la aventura de saber poco y querer saberlo todo, el placer de fantasear hasta una perdición que tiene como destino sus manos.

Se acerca poco a poco. No es un destino inesperado porque son dos jugadoras en un tira y afloja del que no se sabe el cuándo, pero sí el cómo. Te vas volviendo loca presa de las ganas, pero no quieres soltar la cuerda, quieres que pierda la paciencia y se tire sobre ti, al fin. Instantes antes, cuando se hace el silencio y dejas de pensar. Ese es el mejor momento.

 

La foto que todas tenemos

camera-581126_960_720.jpg

Este es uno de esos post que no sé si escribo de broma o no. El tono es jocoso, está claro, pero a veces entre risas me quedo estupefacta al encontrar pruebas de todas las tonterías que se me pasan por la cabeza.

En una de mis incursiones en las redes sociales de las lesbianas y bisexuales de mi entorno, me di cuenta de que coincidimos en algo: todas tenemos una foto, casi siempre del pasado, en la que nos copiamos unas a otra la pose.

No sé qué fuerza nos lleva (o nos llevó) a posar de la misma manera, pero les invito a investigar en sus colecciones de imágenes y estoy segurísima de que encontrarán la foto en entredicho. El pulgar hacia arriba no puede faltar. Es lo que le da el toque mágico a la instantánea.

la foto que todas tenemos.jpg

Este sea probablemente el post más mierder de la historia de Soy del Ambiente, pero me apetecía contarles que yo también tengo la foto y la quiero en mi acreditación de lesbiana.

GRACIAS, Drag Sethlas

drag-sethlas

Lo supe desde el primer momento. Drag Sethlas era el firme candidato a ganar la Gala Drag de Las Palmas de Gran Canaria. Su actuación fue de esas que te deja sin respiración, de esas que cuando termina no sabes si ponerte a llorar de la emoción o aplaudir como una loca.

Somos queer y nos gusta la provocación. Siempre he pensado que es la manera más inteligente de hacer frente a la presión a la que somos sometidxs cada día. Seguimos siendo señaladxs por ser diferentes a los convencionalismos, y esto no solo incluye a las personas LGTBI. Hoy en día si eres heterosexual y cisgénero pero no te ajustas a ‘las normas’ te van a dar de lado de igual manera.

Yo creo que es hora de mandar a toda esta gente a la soberana mierda, pero con estilo. No es lo mismo cabrearse y empezar a soltar todo lo que llevas dentro que sacar lo mejor de ti y crear arte. Supongo que les molesta mucho más darse cuenta de que todo ese odio que propagan solo nos estimula para ser mejores.

Gracias, Drag Sethlas. Ayer tu actuación me emocionó tanto que creo que voy a estar toda la semana dando saltos de alegría. Eres grande.

Las mujeres no somos unas santas

girls in love.jpg

No, no somos unas santas. Es hora de asumirlo. Es hora de reconocer que nosotras también pensamos con el ******** .  No me gusta cuando escucho a un grupo de mujeres quejándose de la ‘promiscuidad’ de los hombres. Nosotras también follamos, y ya es hora de deshacernos de la idea de que solo lo hacemos por amor como nos quiere seguir inculcando la sociedad. No somos más sentimentales que lxs hombres. Todxs somos iguales.

Es verdad que hay gente muy enamoradiza, y personalmente me parecen mucho más peligrosxs que las personas que saben ir ‘al grano’. Confundir la atracción sexual con algún tipo de sentimiento te condena a protagonizar dramas. Supongo que nadie quiere eso. Acostarte unas cuantas veces con alguien no construye un camino hacia el altar. No pasa nada si una ‘relación’ se basa en el sexo y tampoco pasa si te acuestas con alguien y no lx vuelves a ver más. Somos seres libres, algo que por desgracia sigue olvidándosele a muchxs que señalan y se asombran cuando algunxs ejercen su derecho de hacer lo que les da la real gana.

Piensen lo que quieran, pero a mí me parecen maravillosos esos ‘el día que la pille se va a enterar’ tan espontáneos cuando me cruzo con ciertas personas. Por suerte puedo compartir esos pensamientos con mis amigxs y ningunx pone cara de terror porque a todxs les sucede lo mismo. A ti también te pasa. Somos animales, nos sentimos atraídxs unxs por otrxs y eso no lo impulsa el ‘corazón’.

Me voy a condenar.  Soy mujer y pienso con el ****** continuamente. Siento decepcionarles, nunca quise ser santa. Me gusta el sexo tanto como a ti pero no lo disfrazo de amor para sentirme mejor en sociedad.

Los bares de ambiente en Canarias, aquellos maravillosos años

312559_10150880945360473_30409900_n.jpg

Echo de menos a todxs lxs personajes a los que conocí en mi época de salir por el ambiente. En Canarias la nocturnidad estuvo muy de moda hasta hace poco tiempo. Pasé mi juventud (de los 18 a los 24) saltando de Gran Canaria a Tenerife y voy a confesar que, en parte, fueron los mejores años de mi vida. Mis entrenadores del pasado no opinan lo mismo.  

Ahora que vivo en Gran Canaria me da un poco de pena que todos nuestros antros hayan cerrado. Cuando salía por Tenerife, en mis primeros años de universidad, fui coleccionando noches épicas que hoy narro como si fueran grandes guerras cuando me reúno con mis amigxs.  Todas nos conocíamos, todas formábamos parte de una tela de araña que se hacía cada vez más grande y todas nos quejábamos del ambiente…PERO NOS ENCANTABA. 

No he vuelto a saber nada de la mayoría de personajes de la noche. Todas volamos lejos del nido, nos hemos hecho mayores y dejamos de considerar divertidas nuestras grandes veladas. La mayoría tiene pareja formal, se ha casado e incluso, tiene hijxs. Las niñatas ya no somos tan niñas y vamos encaminadas a ser lo que algún día fueron las maduritas, la cúpula, las que lideraban el ganado. Debo confesar que los recuerdos (hasta los malos) me generan una gran sonrisa. Son parte de mi historia.

En Tenerife

  • El Q+DA 

Era un pub de lesbianas de La Laguna. Se petaba los jueves, los viernes y los sábados. ¿Se acuerdan de ‘la escultura’ que había colgada en la pared? ¿Y las fotos de The L Word? Esas cuatro paredes guardan muchos secretos inconfesables. Allí muchas nos convertimos en enemigas por algún amor. Ahora recuerdo con cariño todas las tonterías por las que armábamos un conflicto. Era bonito.  Al lado estaba la cervecería Vips por la que la mayoría pasábamos cada noche para cambiar un poco de aires.

  • El PK2

¡Ay, Mayka! Creo que es el bar más mítico del Cuadrilátero. Era el garito gay por excelencia. Todxs nos dabamos cita allí. Conocí en ese antro a mi primer rollito en el ambiente. Yo era nueva y ella ya tenía una larga lista de conquistas. Me asustaba todo lo que me contaba. Esa forma de ligar era demasiado directa para una pobre chica del norte como yo que aún no estaba acostumbrada a torear con damas.

Para mí el PK2 siempre será “Bad Romance” de Lady Gaga. Era el temazo de la época, la canción con la que nos desatábamos en ese lugar lúgubre que nos rompió a todxs el corazón cuando cerró. Allí se fraguó la leyenda de las de “Educación Física”, o la del “Grupo de la Muerte”…

  • Cirkus

Cuando terminaba la fiesta en La Laguna, a eso de las 3:30, muchxs poníamos rumbo a Santa Cruz. El Cirkus era una discoteca con dos ambientes: una de música electrónica y otra de pachangueo. Todxs nos íbamos al petardeo puro y duro y acabábamos allí la noche. Salíamos casi de día, algo destruidxs y con pocas ganas de volver a casa. Hasta el final de la juerga solo llegábamos lxs más fiesterxs. Parecíamos vampiros.  No sé cómo aguantábamos tanto.

  • Luma-O’clock

Captura de pantalla 2017-02-11 a las 13.07.06.pngFue el último bar al que yo fui de manera habitual en Tenerife. También fue lugar de conquistas e infortunios. La verdad es que a muchas nos hacía tilín la camarera, aunque algunas de sus amigas tampoco estaban mal. Allí había para todos los gustos.

Siempre hacíamos lo mismo. Llegábamos, nos pedíamos unos cuantos combinados (es que nosotrxs abandonamos lo del botellón a edad temprana y allí estaban a 2×1) y luego pasábamos la noche bailando cerca de la entrada para acechar a quien entraba y salía. Las fumadoras se congregaban en la puerta y tenían una buena perspectiva de todas las que pasábamos por allí. Me encantaba el Luma, me encantaba cotillear y me encantaban los bollodramas.

  • En Gran Canaria

De Gran Canaria tengo una gran lista de ‘noches en las que todo se nos fue de las manos’. Debo confesar que llevo aquí un año y medio y aún no me he encontrado a nadie de mi época de descontrol. Sé que ya somos mayorcitas y que la gente con dos dedos de frente no me va a echar en cara nada de lo que hacía con 18 o 20 años. No me gustaría que nadie me juzgara por las tonterías del pasado.

  • Sur/El Yumbo 

Comencé a venir al Orgullo Gay de Maspalomas en… ¿2008 o 2009? Me enamoré. Creo que entre ese centro comercial y yo se creó una relación de amor profundo e inquebrantable. Voy a cada orgullo y a cada fiesta que se celebra allí desde entonces. Tengo tantas batallas que contar que creo que las dejaré para otro post. He llorado, reído, he ligado, me he llevado chascos, me han robado… De todo. De nada me arrepiento. Hay un montón de bares donde pasar la noche. Tantos que puedes ir rotando sin cansarte durante horas.

yumbo

Las Palmas

  • La Heineken

Vale, no era de ambiente pero no sé por qué, todxs nos encontrábamos allí de fiesta. En la Heineken se fraguaron los mayores bollodramas de la historia de Las Palmas de Gran Canaria. Si me estás leyendo y eres de aquí sabrás de lo que hablo. Si no, probablemente en esa época tenías novia y estabas rollo peli-manta las noches de fin de semana.

  • El Delta ¿79, 69?

Era un garito de moderneo. No era de ambiente (creo) pero las lesbianas modernitas de la ciudad pasaban por allí. Yo también dancé por allí un par de veces. ¿Se acuerdan de lo fuerte que dio lo del moderneo en Gran Canaria? El Delta tenía algo especial. ¡VAYA TEMAZOS PONÍAN!

  • DB9 Mogambo 

No estoy segura de si se llamaba así, pero pasé un fin de año de muerte en esa discoteca. Si no recuerdo mal estaba cerca del Casino. Fin de año de 2009, noche perfecta con mi mejor amigo y mi pareja hasta que vi aparecer a una “bailarina conocida” y quise presentarme. Está claro que a mi pareja no le pareció tan buena idea…

  • El London

Al London nunca fui. Justo cuando me mudé a Gran Canaria me enteré de que había cerrado y me dio un poco de pena. En Tenerife lo conocíamos porque era la ‘versión canariona’ del Luma. Hicieron alguna fiesta en conjunto. Al final todas más o menos nos conocíamos porque subían fotos de las marchas y… sí, mis amigas y yo huroneábamos se Facebook para ver qué pasaba en la isla vecina… ¡EXIJO UNA NOCHE DE LONDON PARA MÍ!

Cualquier tiempo pasado nos parece mejor…

Seguro que no soy la única que mira al pasado y sonríe. Me uno al grupo de los que dicen que los años universitarios son los mejores. Esa época de primeros grandes amores, primeras grandes fiestas y también, de primeros grandes bollodramas marcan tu vida para siempre. Las cosas han cambiado. Nuestros bares han cerrado, la función llegó a su fin, el ambiente bajó el telón y solo quedan vestigios de lo que fue. ¿Quién sabe? Quizás en un futuro se inaugure un nuevo bar y nos volvamos a ver las caras. Podría ser MUY INTERESANTE.